Los árboles de navidad

Las personas más cercanas a mi saben que no suelo festejar la navidad ni las fiestas de fin y inicio de año con tanta algarabía, como quizás la mayoría de personas.

Tampoco se trata de ser un aguafiestas, sino más bien, considero que los buenos deseos de esa temporada deberían perdurar todo el año y no solo evidenciarlos cuando cambia un ciclo que también viene siendo una construcción social.

El título del post trae consigo la siguiente postura de manera personal.

Suele haber muchas personas que compran árboles naturales para decorar en navidad, mismos que al finalizar de usar son tirados en algún carro de basura.

Habrá otros que consideren que está mal comprar los de plástico porque también dañan el medio ambiente.

En lo personal considero que los árboles sintéticos no son tan malos si el uso que les damos es hasta agotar su vida útil y que en esta postura podremos tener un árbol que nos dure por muchos años sin tener que desecharlo en algún basurero.

El año pasado me encontraba fuera de casa y se acercó la navidad, tenía la ilusión de poner decoración en casa y compré para eso un pequeño árbol, «de la abundancia» le llaman, el que venía decorado con listones rojos. Lo cuide por varios meses hasta que tuve que mudarme.

Mi árbol de la abundancia

Al mudarme lo traje conmigo, pero el clima no le favoreció mucho y termino muriendo :'(.

La idea de comprar este arbolito era que no quería algo que tuviera que desechar al mes de usarlo, y efectivamente, lo tuve conmigo varios meses (4 aproximadamente).

Ahora tengo un arbolito sintético con esferas hechas a mano y que pienso conservar por mucho tiempo.

Aún siento feo cuando las personas tiran sus árboles naturales en el carro de basura o lo dejan abandonado en alguna calle de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *