Reflexiones

Esta entrada es un texto que tenía escrito en algún lugar de mis notas, y que hoy me día la tarea de transcribir, porque la vigencia del mismo no está tan desactualizado.


Empezaré esta entrada admitiendo mi pequeñez y mis errores como ser humano.

Errar es humano, admito que en innumerables ocasiones me he equivocado, he aprendido a través de estas caídas, que han dolido pero las he afrontado, quizás todo empezó desde el mismo momento de mi nacimiento, la vida empezó diciéndome que debía ser fuerte, no lo sabía pero de alguna forma lo hice en ese momento, pues era la única opción. Despues de eso, la vida me ha dicho que debo mantenerme, valerme por mi mismo, aunque suene redundante; esta forma de encarar la vida e hicieron un tanto introvertido hasta el momento en que decidí empezar a relacionarme con las personas; a admitir que vivimos en un mundo social en el que siempre necesitarás algo de alguien.

Aquí estoy ahora, haciendo cosas que debí empezar a hacer antes, sin embargo, quizás antes no era su momento, y ahora si.

En fin, todo es relativo, quizás otras personas empiecen después de mí y estará bien, cada quien debe vivir su propia vida, cada quien decide lo que quiere para ella y esas decisiones las toma con la información que posee.

Hay un proverbio chino que dice:

«El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años, el segundo mejor momento, es ahora»

Proverbio chino.

Esta frase nos recuerda que lo mejor está sucediendo ahora, que el presente es lo que debemos disfrutar, dejar las lamentaciones del pasado, y evitar las preocupaciones del futuro.

No es un camino fácil, pero en la medida que seamos conscientes de vivir en el presente, podremos lograrlo con mayor facilidad.

Saludos y hasta el próximo post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *