Consumidores exigentes

En más de una ocasión nos ha pasado que nos muestran un producto tecnológico o de algún otro segmento y empezamos a revisarlo detenidamente, preguntando por sus especificaciones técnicas, alcances, precio, marca, disponibilidad y un largo etcétera. Así, después de poco tiempo, ya estamos haciendo una evaluación del producto en cuestión, emitiendo nuestras opiniones, comparándolo con otros productos similares, identificando pros y contras, señalando las diferencias y similitudes con productos más recientes.

Todo lo anterior es bueno, sin embargo, muchas veces parece ser que el producto no cumple todas las expectativas del usuario que lo somete a escrutinio, así que esta situación nos lleva a preguntarnos, ¿como surgió ese usuario con tales niveles de exigencia?.

Revolución digital

Es una avalancha de cambios provenientes de Internet, la geolocalización, la robotización, la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas (IoT), todo esto está cambiando nuestra forma de relacionarnos, de comprar, de hacer negocios, de informarnos, de vivir nuestra cotidianidad.

Conectividad

La conectividad de todas las cosas hace que nuestro concepto de privacidad esté siendo redefinido: nuestra imagen, nuestras comunicaciones, incluso nuestras casas se abren a esta nueva era de conectividad que promueve Internet y su intercambio de información constante con el mundo físico.

Como consumidores estamos dispuestos a brindar esta información a cambio de un valor o una experiencia que lo justifique, esto bien lo saben las marcas, que han encontrado en este comportamiento una oportunidad de marketing, donde el usuario es el que realiza de forma voluntaria la campaña de la empresa.

Experiencia de usuario y retroalimentación

La experiencia de usuario así como la retroalimentación que los usuarios hacen de un sitio o de un producto nos hace saber de antemano (o inferir) lo que podremos recibir, los comentarios, dudas, preguntas, juegan un papel crucial en este lugar, pues de esta forma conocemos la opinión de los demás.

Sin embargo, a pesar de que muchos comentarios, son objetivos, algunos más dejan ver inconformidades que se exacerban y son vertidos con una clara tendencia al desprestigio en base a esa mala experiencia y dejando de lado la parte positiva.

Ofertas

Las ofertas de productos también se han ido incrementando de forma paulatina, de tal forma que a veces como usuarios no solo evaluamos el producto, sino muchos factores alrededor de él, como la forma de pago, forma de envío, políticas de devolución, atención al cliente, tiempos de entrega, rastreo del producto, sistema de bonificación por compra, entre otras.

Usuarios más informados

Todo lo anterior da lugar a que existan usuarios más informados, con necesidades específicas, que saben las características del producto que buscan, que han evaluado el servicio que han recibido de tiendas donde han realizado compras con anterioridad y que al final han forjado a ese usuario exigente, que exige un buen servicio, tiempos de entrega expeditos, atención al cliente, seguimiento del producto paso a paso, descuentos, bonificaciones, valoraciones positivas como comprador, solo por mencionar algunas.

A veces pareciera ser que a pesar de todo, el usuario pareciera no estar conforme, por alguna u otra razón y siempre se le encuentra exigiendo más a la tecnología, a los proveedores y olvidándose que estas facilidades que disfrutamos ahora, no las habrían imaginado nuestros padres y mucho menos abuelos.

Así que la próxima vez que realices una compra por internet, agradece las bondades de la gran red, sin dejar de ser un usuario informado, respetuoso y tolerante, pues recuerda que en algún punto detrás del establecimiento, hay una persona tan valiosa como tú.

Saludos y hasta el próximo post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *