¿Dónde y a que hora debo entrenar?

Para quienes ya han empezado en esto del running o quieran hacerlo, estas preguntas son posiblemente las que en algún momento nos hemos realizado.

La respuesta podría ser muy simple, que vendría a resumirse algo así como: «Hazle caso a tu corazón», suena muy romantico, pero la realidad es que cada persona tiene hábitos y rutinas diferentes, así que son estos factores los que debes considerar a fin de poder hacer de los entrenamientos un hábito.

Vayamos por parte, para hacernos una idea de los factores

¿Dónde entrenar?

El lugar conlleva varios factores: gustos personales, áreas recreativas cercanas, seguridad del lugar donde se pretende entrenar, distancia de la casa al lugar de entrenamiento, tipo de suelo, etc. En lo personal, acudo a entrenar a un parque cercano al lugar donde vivo, algunas veces entreno dentro del parque y otras veces lo hago en el contorno, la diferencia del suelo es ligera.

En casa

Entrenar en casa, puede ser una buena opción, pues el entorno nos proporciona mayor seguridad y evita desplazamientos hacia otras zonas de la colonia o incluso fuera de ella.

En el gimnasio

Muchos ven el gimnasio como el lugar donde la motivación surge con mayor ímpetu, pues las personas que acuden a estos lugares, ya llevan la intención de entrenar y desafiarse físicamente en cada sesión.

En la calle

Cuando se trata de practicar el running una acera basta en muchos de los casos, así que entrenar en la calle podrá significar darle algunas vueltas a la cuadra y aprovechar ese espacio que muchas personas no consideran al momento de entrenar.

¿A que hora entrenar?

Esto dependerá de los horarios disponibles, así como del rendimiento que notes al momento de entrenar, para determinar cual es la hora idónea para entrenar sería conveniente que entrenaras en tres momentos distintos y así pudieras notar cual de estos te favorece o se adapta mejor a tu estilo de vida o rutina diaria.

Por la mañana

El entrenar por la mañana trae consigo un primer desafío que es el de levantarse unos minutos antes de empezar la jornada diaria (escuela, trabajo, actividades cotidianas, etc.), así como el clima, la luz solar, entre otros.

Al medio día

A muchas personas se nos complica este horario, debido a que es el momento en que nos encontramos fuera de casa realizando las actividades cotidianas (trabajo, escuela, etc); sin embargo, para algunos este podría ser un buen momento, pues el clima suele ser más agradable, hay mayor cantidad de luz solar, mayor número de personas, que de alguna forma pueden ser esa motivación necesaria para el entrenamiento; también debes considerar que puede ser la hora en que tu cuerpo pueda experimentar mayor deshidratación.

Por la noche

Puede ser relajante correr por la noche, mientras las personas regresan del trabajo, al igual que en la mañana se debe considerar la cantidad de luz solar, la seguridad del lugar donde corremos, el desgaste que hemos tenido durante el día, etc.

Recomendaciones

Sea cual sea la hora en que elijamos correr, siempre habrá que tener consideraciones de seguridad mínimas al momento de entrenar y que están en función a lo que hayamos elegido, por ejemplo, habrá que ser más precavidos al correr en espacios abiertos que entrenar en espacios cerrados.

Las recomendaciones de seguridad que bien podrías considerar son:

  • Evitar un volumen muy alto en los auriculares si acostumbras entrenar con música.
  • Llevar una identificación con fotografía al momento de ir a entrenar.
  • Considerar el clima del lugar donde vives.
  • Considerar el tiempo de desplazamiento de tu casa al lugar de entrenamiento.
  • Estar atentos de los peatones y vehículos que circulan por donde entrenamos.
  • Identificar puntos de referencia como comercios, edificios gubernamentales, instituciones públicas, por si necesitas detenerte para hidratarte, realizar estiramientos, trazar una ruta, etc.
  • Llevar ropa llamativa para que los conductores y/o peatones puedan advertir tu presencia.
  • Si acostumbras correr por la noche, una banda con reflejante sería una buena opción.
  • Evitar portar objetos de cuantioso valor, para evitar ser victima de la delincuencia y la exposición innecesaria, recuerda que estás entrenando y tu concentración debe enfocarse en ello.

¿Tienes alguna otra recomendación?

Házmela saber.

Saludos y hasta el próximo post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *