¿Correr por salud o correr por moda?

En la mañana ocurrió algo interesante que me gustaría compartir.

Muchos de los que me conocen, saben que me gusta practicar el running como deporte, debido a diversos factores, no es necesario ropa especial (un short o pants, tenis y playera son lo básico), es fácil encontrar lugares para practicarlo (una banqueta puede convertirse en pista), uno elige el horario (por la mañana, por la tarde, por la noche), puede practicarse en solitario, no requiere mayor equipamiento, entre otros; por lo que acostumbro a salir a correr al menos tres días a la semana.

Resulta que este domingo (día en que acostumbro a recorrer mayores distancias), salí a correr y al ir corriendo noté que en cierto punto del recorrido había personas congregadas, así que presté más atención y me di cuenta que estaban esperando la salida de corredores.

Se trataba de alumnos de un colegio que estaban reunidos para empezar una carrera, la carrera se realizaría por categorías, seguí mi camino y solo a lo lejos seguía percibiendo el movimiento, llegué al punto en el que acostumbro regresar, lo hice y metros más adelante vi ya había muchos jóvenes sobre el circuito, así que continué con el paso normal y los alcancé; los jóvenes en cuestión iban caminando, sin haber avanzado demasiado del punto de partida, a lo cual empezó mi cerebro a pensar muchas cosas, entre ellas, la del título del post.

Muchos corren por moda

Debo reconocer que algunos jóvenes hicieron el esfuerzo por correr, en la medida de sus posibilidades; sin embargo, me atrevo a decir que la mayoría solo lo hacían como requisito, sin el menor esfuerzo por correr.

Algo curioso es que muchos de esos jóvenes llevaban un outfit de runner, que ya lo quisiera más de uno, me refiero a: short o leggin deportivo; playera dry fit, tenis para running, todo el outfit de marcas reconocidas (nike, asics, under armor, reebok, etc).

Entre los jóvenes que alcancé a escuchar, no había mucho ánimo como para querer correr.

Así que siguen surgiendo más pensamientos:

  • La escuela organizó la carrera para fomentar el deporte.
  • Los padres vieron conveniente el evento para animar a sus hijos.
  • Los jóvenes se vieron obligados a ir al evento.

Continuando con mi recorrido, llegué a la meta que habían instalado, donde ya había muchos padres de familia esperando a sus hijos, quienes empezaron a correr 10 metros antes de cruzar la meta para finalmente llegar «cansados» y ser recibidos con una bebida rehidratante por el esfuerzo realizado (si, un poco de sarcasmo xD); los padres felicitando a los hijos y los hijos reuniéndose con sus compañeros para relatar su experiencia.

Entiendo que no todas las personas tienen la misma facilidad para empezar a practicar un deporte, sin embargo también considero que la familia y la etapa escolar (ojo, que no digo que sea responsabilidad de los maestros, ni de la escuela) deben servir de aliento para que los alumnos tengan una actividad deportiva, que traducido a un tema de salud redituaría en muchos beneficios.

Los beneficios de practicar una actividad deportiva están comprobados científicamente y bien podríamos (me incluyo) fomentarla y tener personas más sanas, priorizando más la salud que la moda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *