Aprendo de mi a través de ti

No es que las preguntas a media noche sean más interesantes que las del medio día, sin embargo, si hay algo de interesante en ellas y suele ser el silencio de la noche.

Cuando la noche nos envuelve con su silencio, nos permite hacer introspecciones más precisas; es cuando las respuestas surgen y permiten un conocimiento mayor de uno mismo.

Cuando me haces preguntas para conocerme, de alguna forma estoy conociéndome más en ese momento al poner en palabras eso que siento o pienso del tema en cuestión.

A veces son preguntas que no me había hecho, sin embargo, había quizás considerado desde otra arista por lo que el hecho de buscar una respuesta a la pregunta formulada implica un procesamiento desde distintas ópticas personales, ideologicas, culturales y plasmarlas en palabras es el siguiente ejercicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *