Sujétate las agujetas

Muchas veces preveemos cosas por hacer y podemos incluso tener una lista en la que vamos marcando los pendientes resueltos.

Todo esto es muy bueno, pero a veces olvidamos prestar atención a pequeños detalles.

Algunas de las veces que he salido a correr he notado que a media carrera alguien se detiene a amarrarse las agujetas y pudiera pasar desapercibido, pero cuando se trata de mejorar una marca personal, mejorar el ritmo de carrera, y en general, una situación competitiva, esta pequeña acción termina impactando el cronómetro.

El preveer unos tenis sueltos a media carrera podría llevarnos a tomar esta pequeña acción de sujetar bien nuestras agujetas, antes de salir a la pista.

La analogía aplicaría también para muchas situaciones de la vida común, aunque quizás el impacto sea de forma un tanto distinta.

Lo que intento decir es que a medida que podamos prever las pequeñas cosas podemos incidir en mejores resultados y una mayor satisfacción personal.

Llevar un lapicero a una reunión, llevar cambio cuando queremos comprar algo, llevar una libreta a una reunión, cosas por el estilo.

Y si nos vamos a una carrera, sujetar las agujetas es algo que nos permitirá quitar el foco de atención en pensar que se pueden desatar y enfocarnos en otras cosas de mayor importancia, como mantener una buena respiración, un ritmo cardíaco adecuado, un braceo que nos impulse, etc.

De acuerdo a los expertos, un buen amarre puede prevenir incidentes, como rozaduras, ampollas, esguinces, problemas con las uñas, entre otras

La recomendación es también probar distintos tipos de amarre para encontrar el más adecuado de acuerdo al tipo de pie, y a medida que se prueban este tipo de amarres, se podrán conseguir mejores resultados.

¿Te ha pasado que te detienes a media carrera para atar tus agujetas?

Saludos y hasta el próximo artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *